28 jul. 2014

El imperceptible paso del tiempo

Aunque parezca que no, el tiempo pasa, y esa es una de las reflexiones de ayer cuando estábamos todos juntos en la playa.

Pensaréis 'vaya cerebrito, como si no supiéramos eso ya...'. Sí, pero a veces no somos capaces de apreciarlo de una manera tan clara y pura. Me sentí embargada no solo por la nostalgia, sino también por el orgullo, la admiración y la eterna gratitud.

Orgullosa de poder ver a mis primos más pequeños crecer, no solo como personas sino también físicamente, ver cómo crecen, cómo adelgazan y les cambia la cara de una manera u otra. Y es que siempre me ha fascinado la transformación que realizan nuestros cuerpos en la adolescencia -la temida y odiada adolescencia-.

Admirada porque no soy capaz de entender cómo en breves períodos de tiempo las personas pueden cambiar tanto físicamente.

Y, sobre todo agradecida porque un día más, una semana, un mes o un año más tengo la inmensa suerte de poder verlos crecer y disfrutar con ellos día tras día. Puede que me haya puesto algo profunda pero es lo que sentí en un instante. Nunca entenderé cómo se pueden sentir tantas cosas en un lapso de tiempo mínimo.

A veces no somos capaces de ver lo que ocurre a nuestro alrededor, lo que tenemos, lo afortunados que somos de una u otra manera y nos centramos en lo malo, siempre lo malo. Pero hay millones de cosas buenas en nuestras vidas. Quizá porque seamos egoístas no las apreciamos, pero cuando llega un momento así en el que te das cuentas de taaaantas cosas, eres capaz de decir ¡estoy completamente en paz!

Y es eso, lo que hace que me sienta viva, feliz y agradecida. Por todas y cada una de las personas que han pasado por mi vida, incluso por aquellas que solo me saludaron por la calle, porque sin esas personas que nosotros consideramos 'actores secundarios' nuestra vida, probablemente, no habría sido la misma. Además, todo aquello que nos ha podido hacer daño, que nos ha hundido durante un tiempo de nuestras vidas, ha servido para fortalecernos, para aprender, mejorar y cambiar nuestra propia versión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home