21 jul. 2014

Ellos sí son verdaderos superhéroes

No sé cómo empezar este post, la verdad es que quiero decir tantas cosas que no sé cómo ordenarlas para que tengan sentido.

En primer lugar, decir que ellos lo son todo para mí, son mis héroes desde que era pequeña. Mirara donde mirara siempre había pequeños detalles que hacían que nos diéramos cuenta de que ellos estaban ahí y siempre lo estarían. Sin ellos, mis hermanos y yo, no seríamos nada.

Ellos han trabajado como mulas para sacarnos adelante, no solo económicamente sino también inculcándonos valores y educación. No he visto personas más trabajadoras que ellos.

Desde que nacimos no nos ha faltado nada, y debemos tener en cuenta que mi padre no ganaba mucho y a veces se quedaba en paro. Mi madre siempre estaba con nosotros en casa y aunque podáis pensar, bueno, es ama de casa... Estáis muy equivocados. Mi madre era enfermera, maestra, educadora, costurera, limpiadora, cocinera, lavandera y un larguísimo etcétera. Puede que las amas de casa no tengan ayudas económicas pero ya te digo yo que ellas trabajan muchísimo más que cualquier empresario o político.

Estábamos siempre deseando que fueran las 8 de la tarde para que viniera mi padre de trabajar y estar con él, porque él siempre ha sido un padrazo. Recuerdo cuando venía de trabajar y mi madre le contaba que nos habíamos portado mal y nos regañaba, esos eran los únicos momentos que no me gustaban y en los que mi padre me daba miedo. Supongo que siempre le hemos tenido más respeto que a mi madre porque ella estaba siempre en casa jugando con nosotros y a lo mejor la veíamos más como una amiga, aunque cuando se imponía se hacía respetar.

Gracias a ellos ahora mismo puedo estar en la universidad, porque nunca me han abandonado -ni un solo segundo de mi vida-. Siempre han estado ahí pendientes de los tres, incluso si no les pedimos cosas, ellos se dan cuenta de que las necesitamos y nos la dan incluso cuando no pueden. Incluso cuando no hay dinero para llegar a fin de mes.

La verdad es que cuando pienso cómo me sentiría estando en su situación económica, no me vería capaz de salir adelante, porque, desgraciadamente, ninguno de los tres tenemos trabajo. Cuando no es por la experiencia, es porque no están buscando a nadie, eso teniendo en cuenta que tenga tiempo para trabajar a parte de estudiar en la Universidad, haciendo trabajos grupales y tal y cual. Por lo que mis padres están con una mano delante y otra detrás, siempre ayudados por mis abuelas y tíos. Si no fuéramos una familia unida todo se habría ido a pique.

Y es que, aunque tengáis 52 años, aún estáis tirando de toda la familia y ya es hora de que descanséis de tanto trabajo. Cada vez que lo pienso me siento mal por no poder contribuir llevando dinero a la casa y que así la situación sea más llevadera y estemos más desahogados cada mes. Espero terminar pronto la carrera y a ver si tengo suerte y puedo empezar a trabajar pronto.

Solo quiero que sepáis, papá y mamá, que estoy inmensamente orgullosa de vosotros, no solo por el tema económico, sino porque siempre habéis sido un ejemplo para nosotros. Nunca habéis dicho una palabra malsonante, siempre habéis estado en todo momento para quienes os han necesitado, siempre ponéis la otra mejilla y nos habéis dado todo el cariño y el apoyo que hemos necesitado desde hace casi 26 años. Os quiero. GRACIAS POR SER LOS MEJORES PADRES DEL MUNDO.

Sois mis superhéroes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home