21 jul. 2014

Otro de nuestros paseos por Estepona

Ayer fuimos únicamente por Estepona para echar fotos, pasamos un poco de la zona central del pueblo y nos fuimos a las "afueras". Sí, a las urbanizaciones de lujo -al menos para mí lo son- en las que habían chalets de hasta 4 plantas, con sus propias piscinas y garajes.

Bajamos por una de las calles al lado del polideportivo 'La lobilla' y vimos uno de los innumerables murales que hay por Estepona. Es una de las iniciativas que más me han gustado para embellecer el pueblo y, además, atraer turistas a quienes les guste el arte. Hablando de esos murales, me parece casi imposible realizar una composición artística de tales magnitudes manteniendo en todo momento la proporción. Yo, soy incapaz de hacer siquiera el dibujo de un perro bien hecho, como mucho sería nivel preescolar.

En una de las bajadas pudimos ver desde arriba el centro comercial Carrefour y parte del paseo marítimo de la playa 'La rada'. Así que nos dirigimos hacia esa zona intentando fotografiar todo aquello que pareciera 'importante', al menos, para mí puede ser importante cualquier cosa insignificante, así que ya os podéis imaginar. Llegamos a la casa de Jose con casi 200 fotos.

Y llegamos a una de mis zonas favoritas de Estepona. Desde que la vi por primera vez hará uno o dos meses, me encantó. Por allí sobre todo encuentras gente paseando a sus perros, haciendo skate o bañándose en la calita que hay al fondo. Simplemente espectacular. Ya habréis visto fotos de esa zona que están en la página que se llama 'Estepona'.

Como la tía de Jose nos habló de la playa a la que van ellos seguimos andando por la zona de la carretera, viendo chalets, coches de lujos y gente adinerada -hablando en plata: pijos-.

Tuvimos que andar un trecho, que pensándolo bien, sería genial para ir en bicicleta o con los patines. También para andar, pero soy bastante floja para andar sin sentido, me gusta más montar en bici y cosas así. Para quien no haya montado nunca en bici parecerá tontería, pero cuando vas en bicicleta tienes una sensación extraña, quizá porque hace mucho que no monto y cuando lo hacía tenía 10-12 años, pero era genial.

Al final de todo aquel camino llegamos por fin a la playa, lamento no tener fotos de los jardines que había enfrente de los chalets, junto al paseo marítimo pero era especial. Habían sombrillas y te puedes tumbar ahí, aunque claro, justo debajo está la arena así que da lo mismo ocho que ochenta donde quieras ponerte porque cualquiera de los dos sitios es estupendo. 

Me llamó la atención que hubiera zonas de árboles y campo junto a la playa, pero hace tiempo sería lo normal, ya que se habrá quitado todo ese bosque para construir chalets en primera linea de playa.

Dejando de enrollarme, aquí adjunto las fotos de ayer. Espero que os gusten.
























































No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home