4 jul. 2014

Poderoso caballero es Don Dinero.

Quizá sea tonta por pensar en los demás antes que en mí y gastar el dinero en caprichos para ellos en lugar de comprarme cualquier cosa cara que desaría, pero no es así. Mi madre cada vez que lo recuerda dice "qué lástima, mi niña nos ha comprado esto y aquello..." y por más que le digo que de lástima nada, sigue a lo suyo porque no están acostumbrados a que nosotros pensemos en ellos ni les compremos cosas que se pasan de nuestro presupuesto normalmente.

Pero tenía algo de dinero de la beca y qué mejor que comprarle cosas a mi familia, aquellos que siempre están ahí apoyándome y manteniéndome ya que yo no tengo absolutamente nada con lo que poder subsistir.

Ellos son los verdaderos héroes.

Porque desde que éramos bien pequeños han estado luchando día tras día por sacarnos adelante con un mísero sueldo y aguantando el chaparrón cuando mi padre se quedaba en el paro y con una ayuda deleznable. Nunca nos ha faltado comida, ni ropa, ni juguetes aunque no hayamos podido tener consolas como las de nuestros amigos pero yo era inmensamente feliz ¿qué me faltaba?

Tenía a mis hermanos con los que jugar, e incluso mi madre siempre estaba con nosotros haciendo teatrillos y escenas cotidianas con las que nos divertíamos como jugar a ir al mercado o jugar al colegio. Desde ahí descubrí que lo que más quería en el mundo era ser maestra y enseñar a los niños pequeños. También tenía mis muñecas (que no eran pocas) y mis innumerables juguetes y juegos de mesa. Teníamos juguetes, amigos, tiempo libre y no nos podía faltar una sonrisa en la cara aunque a veces fuésemos un poco
trastos.

Mis padres se merecen absolutamente todo, porque después de todo ese sacrificio y ese luchar del día a día nos vemos con una pensión de 600 euros al mes, [ya que mi padre tuvo problemas de salud y no pudo seguir trabajando], siendo 5 personas en casa -y una perra-. Algunos pensaréis que es una pensión bastante buena pero la mayoría se va en pagar luz, agua y demás trampas que tenemos debido a la falta de dinero. Con lo que para comer nos queda bastante poco, por no decir a penas nada.

Cuando veo noticias como la política de la Junta de Andalucía que cobra 10.000 € al mes y cuando se jubile pasará a cobrar un sueldo vitalicio de 4.000 € al mes se me revuelven las tripas ¿A caso tú necesitas más que el resto de los españoles? ¿A caso los políticos son intocables y no merecen ese salario mínimo que es una mierda? Por favor, menos favoritismos con esa gentuza, que la mayoría no sabe ni dónde tiene la cara, y más ayudas sociales, más comedores, más dinero invertido en educación y sanidad. ¿Debemos seguir aguantando el chaparrón o pasamos a la acción? 

Quedándonos quietos y callados, amordazados, no vamos a conseguir absolutamente nada. Yo no soy menos que los políticos y creo que tú, tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home