25 jul. 2014

Sobreviviré

Las heridas tardan en cicatrizar, puede que nos empeñemos en que quienes nos rodean estén perfectamente, porque solo queremos el bien para ellos, pero lo más importante para que eso ocurra es darle tiempo, espacio y la suficiente tranquilidad para que en un tiempo más o menos breve esa persona esté como siempre, recuperada y más fortalecida después de la caída -Podemos llamarlo caída o zancadilla, como prefiráis...-

Estoy segura de que la vida te dará una segunda oportunidad, de que serás inmensamente feliz porque con malas compañías no lo habrías conseguido nunca, habrías vivido engañada y así no alcanzarías nunca la felicidad. Serás una madraza, una gran esposa o novia y en caso de que esto último no ocurra serás muy feliz porque no te faltarán amigos y tu familia estará siempre ahí pase lo que pase. Porque eres única, y quien no te ha sabido valorar está ciego. Mejor para ti, sales ganando.

No sabes el orgullo que siento por ti, aunque tú te sientas pequeñita eres mi ejemplo a seguir. Encajas los golpes de una manera extraordinaria y aunque cueste, lo vas a superar, porque ya lo estás haciendo. Siempre con la cabeza bien alta y tus valores por delante de cualquier otra cosa. Debemos querernos un poco más a nosotros mismos porque somos nuestros propios compañeros de viaje.

Y eso es lo que debes hacer ahora mismo, no pensar en nadie, mirar por ti misma y hacer aquello que quieras cuando quieras. Tienes que ser feliz, solo eso. Puede que sea una sola palabra, pero significa tantas cosas a la vez. Haz aquello que más desees, siempre teniendo en cuenta tus valores, pero mirando mucho más por ti misma, deja de pensar en los demás y vuela. Déjate llevar, vive aventuras y si no quieres vivirlas, pues no lo hagas -supongo que eso también es ser feliz, yo al menos lo soy siendo vaga...-

Se trata de disfrutar contigo mismo y con quienes quieres que te rodeen, de sobrevivir y renacer, crecer, madurar y mejorar. En definitiva, de sacar siempre la mejor versión de ti misma. Porque eres grande, aunque te veas pequeña. Porque para mí eres muy grande.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home