16 ago. 2014

Otra de mis particulares definiciones de paz

Un año más he estado con mis peques, aunque esta vez hemos sido menos y hemos estado muchísimo menos tiempo que los años anteriores he podido disfrutar al máximo.

Porque por muchos años que tengan ya ellos son mis pequeños. Siempre seré la "hermanita" de mi primo, que no se despegaba de mí cuando tenía 1 y 2 años. Estar con ellos siempre será una de las mejores cosas del verano.

Escuchar sus tonterías, sus chistes absurdos y sus bromas, jugar con ellos, hacer el tonto juntos y no parar de reír. Porque son únicos y me dan vida.

Espero poder pasar más tiempo con vosotros este verano, jugar a las paletas, hacer el tonto en la playa, ahogadillas, 1x2 etcétera. Porque siempre le haremos bullying a Laura y terminará saliendo del agua porque tiene "frío".

Puede que muchos de vosotros no lo entendáis pero he estado acostumbrada toda mi vida a estar rodeada de mis tíos, abuelos y primos. Siempre hemos procurado estar juntos, hacernos visitas y mirar siempre por nuestra familia ante todo. Mis primos son como hermanos, a los que no veo tan a menudo pero con los que tengo prácticamente la misma relación.

Ellos para mí son la paz. Aunque hagan ruido, aunque sean pesados, aunque no paren y me dejen tranquila, porque ellos no paran ni un segundo por muchas ganas que tengamos nosotros de descansar. La sensación de estar con ellos es única.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home