10 ago. 2014

Porque no somos menos válidos que los demás

El tema de la "minusvalía" está muy presente en mi vida, pues además de ser uno de ellos también quiero dedicarme a la enseñanza y tratamiento de los niños que tengan algún tipo de trastorno o diversidad.

Antes que nada, me gustaría hablar del término minusvalía. Esta palabra quiere decir que somos menos válidos que el resto de personas que nos rodean día a día y que no tienen ningún tipo de problema que les impida desarrollar normalmente sus tareas diarias.

Bien, mi discapacidad -término que prefiero utilizar- radica en mi escoliosis idiopática dorso-lumbar, lo que quiere decir que mi columna vertebral está inclinada hacia la derecha en la zona dorsal y hacia la izquierda en la zona lumbar teniendo una especie de S -invertida-, en lugar de una línea recta.

Mi escoliosis apareció cuando tenía aproximadamente 9 años y a los 10 me pusieron un corsé ortopédico que llevé durante 6-7 años aproximadamente. Además también recurrieron a la colocación de una escayola durante 4 meses para corregir la desviación de una manera más notable. Recuerdo la angustia que tenía cuando me tenían que coser las camisetas para cambiarlas, cada poco tiempo, por debajo de la escayola. No podías escapar de ahí, solo podías notar con agobio cómo se iba moviendo lentamente la camiseta inferior y daba paso a la nueva. Durante los últimos meses lo pasé realmente mal, parecía que se hacía eterno y mi ansiedad aumentaba.

Solo quería que si tenía que morir lo hiciese sin corsé, eso era lo único que pedía. Cosas de niñas, supongo.

Pues bien, a eso se le suman otras cosas como el asma, mis problemas de pies, de caderas y demás. Aunque la gran mayoría radica en la escoliosis. Si tú me ves por la calle supongo que te pareceré una persona normal y no pensarás uy, una minusválida por decirlo de forma fina. En cambio, otras personas no tienen esa "suerte" y son etiquetadas por su forma física o sus aparatos ortopédicos.

Mi profesor de "Hacia una escuela inclusiva: Modelos y prácticas" siempre nos ha dicho que en cualquier momento nosotros podemos pasar de ser normales a minusválidos. Por cualquier accidente, enfermedad o negligencia médica podremos pasar a ser esas personas que son menos válidas. 

Entonces pensarás ¿por qué soy menos válido que los demás? No lo eres en absoluto, nadie en este mundo es menos válido que otro. Dejemos de menospreciarnos unos a otros y de etiquetar a los demás por sus condiciones físicas ¿A caso tienen ellos la culpa de haber nacido con un problema? Y aunque la tuvieran, ¿es necesario señalar a las personas y mirarlas por encima del hombro?

Somos muy egoístas, en lugar de ayudar a quienes nos necesitan solo señalamos, miramos con sarna y nos jactamos de las desgracias de los demás. Tú puedes pasar a ser esa persona en cualquier momento y si el karma existe te darás cuenta de lo equivocado que estabas cuando hacías eso.

Da igual el trastorno que tengan; parálisis cerebral, autismo, síndrome de Down, espina bífida, trastorno de Rett, síndrome de Asperger y un larguísimo etcétera en el que se pueden incluir escoliosis, ceguera, sordera... ellos son iguales que tú y puede que tengan más dificultades que afrontar, con lo cual, en la mayoría de los casos son mejores que tú. Solo necesitan ayuda, medios y apoyo para desarrollarse conforme a sus condiciones.

Con esto me gustaría decir que me parece penoso que el Gobierno decida recortar las ayudas destinadas a personas que se encuentran en un estado de dependencia o que tienen algún problema para valerse por sí mismos y necesitan de la ayuda de los demás. Queréis que no haya abortos ni en los casos más extremos, aunque el niño o la niña tenga un trastorno o problema tan grave que no pueda ni respirar por él mismo, ni comer, simplemente sufrir y estar postrado en una cama, pero las ayudas no se dan, ¿verdad?

Queréis que nazcan los niños aunque sea con unas pésimas condiciones de vida, sin tener en cuenta ni el estado emocional de la madre ni el estado de ese niño. Los padres seguramente se verán desamparados y no habrá nadie que haga nada por ellos, porque el niño nace pero sin ayudas. El aborto es asesinato para vosotros, pero dejar desamparados a aquellos que os necesitan no...

Dejando los temas políticos a un lado, solo quiero decir que todas las vidas son igual de importantes, dejemos de creernos superiores a los demás y hagamos de este mundo un lugar mejor.

Porque la diversidad no es un problema, el problema es de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home