24 ago. 2014

Supongo que soy demasiado previsible

A veces pienso en mí misma, sobre todo cuando me propongo escribir alguna entrada en el blog y empiezo a escribir cosas super positivas que hacen que veas el mundo como algo idílico y aunque quiera darle un giro y enfocarlo del modo en que yo lo veo, no es posible.

El mundo no es perfecto, hay altibajos, yo solo quiero daros ese mensaje de ánimo que os haga plantearos las cosas y ver que no todo tienen por qué ser mensajes negativos o desmotivantes que no te ayudan para nada, al contrario. Yo no veo todo de color de rosa, al revés, posiblemente sea la persona más negativa que exista -no tanto, pero sí un poco-. No veo todo oscuro, pero tampoco de colores intensos.

Más bien estoy detrás de una mampara que deja ver la luz pero no disfrutarla en tu propia piel. Por eso, he decidido escribir mis propósitos y proyectos que tengo en mente y que son muchos. Nunca jamás me había planteado tantísimas cosas y estoy muuy satisfecha por ello, porque tengo ganas de avanzar, de vivir y de aprender cada vez más.

Y ya que el título es "Supongo que soy demasiado previsible" os voy a hablar de aquello que tantísimo me gusta. Nunca me he considerado una chica, cursi, repipi, creída, presumida ni nada por el estilo. Yo más bien soy del estilo bah. Sí, el estilo bah existe y es mi imagen en concreto. No me arreglo, no me pinto más que la raya de los ojos al salir a la calle, me aseo -sí, no creáis que por ser del estilo bah sea una puerca-, no me fijo en mi imagen día sí y día también, no me hago peinados excesivamente elaborados, y con excesivamente quiero decir que como mucho me hago una coleta, un coco y ¡se acabó!.

Pues bien, últimamente gracias a Mr.Wonderful, de quien os he hablado hasta la saciedad me siento identificada con algunas chicas, con las chicas positivas. Que intentan ver lo bueno por encima de todo y que lo único que buscan es superarse día tras día. Tengo muchas carencias, sí. Por ejemplo, me gustaría ser más lanzada, no ser tan callada, pasar a la acción y no reprimirme, ayudar a los demás, cumplir mis propósitos y proyectos y, además, llegar a mis metas.

Así que he buscado los descargables de esta maravillosa empresa y he escrito mis propósitos, mis metas y mis proyectos. Las tareas las he dejado vacías, puesto que ahora mismo no estoy llevando nada a cabo y no se me ocurría nada. Así es como ha quedado mi propio proyecto personal.


También me gustan las cosas "cuquis", aquellas que te dan un toque de color, alegría y vitalidad. Así he encontrado una página fantástica de complementos y demás gracias a Facebook. La empresa se llama Lowlita & You y encontraréis miles de pulseras, pendientes, collares... de diferentes colores y formas. Todos fantásticos para chicas, hay de todo tipo así que te califiques como te califiques encajarán perfectamente con tu estilo.

Pues sí, puede ser que sea previsible, pero así soy yo. Abierta, directa y transparente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home