16 ago. 2014

Todo a su debido tiempo

Mi vida siempre está regida por el sí y el no. Tengo ganas de hacer cosas y a la vez no, quiero que llegue el momento pero al mismo tiempo no. Así eternamente. Estoy deseando que el tiempo pase, poder tener en mis manos la agenda de Mr.Wonderful, echar mi matrícula, empezar el curso con buen pie y ver qué me depara la mención de educación especial.

Sí, todo eso es verdad, pero ya no podré ver, ni estar, todos los días con Jose y eso, sin duda es lo peor  de todos los cursos. Cinco años así se hacen bastante difíciles, sobretodo por el hecho de estar todo el día fuera, ocupada, sin poder hablar a penas con él y deseando que pasen los días para que llegue pronto el Viernes. Siempre la misma historia.

Pero sin duda la espera vale la pena, pues cuando lo veo y puedo darle un abrazo se acabó el estrés, el agobio y vuelvo a estar en casa porque él es mi casa, mi hogar y mi salvación. Es capaz de hacerme olvidar todos los problemas y me da esa paz que tanto necesito.

Aunque ahora lo vea como algo malo, cuando pasen los años, me acordaré de estos tiempos y diré "qué tontería" o quizá no, a lo mejor me equivoque ¿quién sabe? Pero la vida está para vivirla, no para preocuparse por ello. Haz aquello que quieras, vive, siente y ama tal y como te apetezca, pues el tiempo pasará y te arrepentirás de no haberlo hecho. Olvida a los demás, ellos no están viviendo tu vida y seguramente hicieron las cosas peor que tú.

No seas tonto y déjate llevar, aprovecha el tiempo y disfruta de lo que te ha tocado vivir, de lo que quieres vivir y cómo lo quieres vivir. Intenta ver lo bueno, pues si solo ves lo malo, estás perdido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home