1 sept. 2014

Por un nuevo comienzo!

No sé vosotros, pero para mí Septiembre siempre ha sido un mes con nuevos propósitos, nuevas metas y nuevos sueños por alcanzar. En año nuevo procuro no hacer nada de esto, porque ya lo he hecho meses antes. Septiembre es algo así como un nuevo comienzo, una nueva etapa en mi vida y por ello pienso cumplir todos aquellos que ya me he planteado.

Me gustaría hacer tantísimas coas que no sé si va a darme tiempo a todas ellas. En primer lugar me gustaría cuidarme más a mí misma, físicamente y en cuanto a alimentación, ya me he propuesto esto antes y no lo he cumplido, se acababa el fuelle y decía bueno, tampoco hace tanta falta ¿no? ¡Pues claro que hace falta! Voy a ponerme las pilas y a hacer ejercicio todos los días, y aquellos en los que me encuentre más cansada intentaré hacer todo lo que pueda.

Otro de mis propósitos es, como ya os he dicho otras veces, intentar sacarle el máximo jugo a mi vida. Demostrar que soy útil no solo para mí misma, sino para los demás. Saber que soy capaz de ayudarles y así buscarle sentido a mi vida. Quiero ayudar en todo lo que pueda a quienes lo necesiten, porque creo que ese es el propósito de mi existencia. Cuando miro a mi alrededor y veo gente que no es capaz ni de dejar sus apuntes para que se pongan al día aquellos que no han podido ir a clase, me quedo a cuadros ¿De verdad os cuesta dejar a una persona unos papelitos que os va a devolver al día siguiente? Luego alegan "sí, claro, voy a dejarle mis apuntes para que luego saque más nota que yo en el examen..." No sé cómo calificarlo, porque egoísta se queda corto, y más viniendo de futuros maestros.


Y como es algo que me toca las narices, hilo esto con mi siguiente propósito: No enfadarme tanto, resoplar ni enfurruñarme cuando estoy lapidada en trabajos, exposiciones y exámenes. Porque hay que ponerle buena cara a la vida en todo momento y no debemos ahogarnos en un vasito de agua, sino no veremos todas las cosas buenas que nos rodean.

Prometo no mandarle más correos electrónicos a la EMT, más que nada porque no me hacen ni puñetero caso y solo ponen excusas. No veo normal que un autobús de línea que va hasta la universidad tarde más de una hora entre trayecto y trayecto y te tengas que quedar en la parada haya lluvia, tormenta o nieve con cara de retrasada mientras ves millones de autobuses de la línea 11 pasar unos detrás de otros.

Voy a dedicarme más tiempo a mí, dedicarme a mis hobbies y a aquello que me guste o apetezca hacer en un momento determinado. A veces me centro demasiado en los trabajos y no veo más que eso en todo el santo día, pudiendo tirarme 6 o 7 horas delante del ordenador sin dejar de teclear. Un poco más de relax, Cristina...

Quiero estar más tiempo con mi familia, con mis hermanos, primos, tíos, abuelas ¡con todos! Y disfrutar más de ellos, porque, como he dicho en el párrafo anterior, me centro demasiado en las obligaciones y no consigo tiempo para nada más.

Y, sobre todo, lo que más quiero es aprender todo lo posible de este nuevo curso, de la mención de 'escuela inclusiva' y sacar todo el provecho posible a TODAS las asignaturas que tenga. Aunque los profesores sean unos incompetentes, aunque la asignatura no me guste y pase lo que pase. Quiero sacar el máximo jugo de la carrera y saber que he hecho todo lo posible por ser una buena maestra en el futuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home