29 sept. 2014

Un cumpleaños especial

Siento haber estado tan ausente, la verdad es que tengo mucho que escribir pero me quiero centrar en la "sorpresa" que tenía preparada.

Antes que nada decir que tenía pensado hacer una sorpresa mucho más grande pero por falta de dinero no ha podido ser así. Últimamente me ha dado por los vídeos de Youtube de Lolita la pastelera que tiene unas manos divinas para la repostería. Ojalá tuviera yo sus manos y su creatividad. Así que mi nuevo propósito es comprarme instrumentos de repostería: batidoras de varillas y amasadoras, moldes para galletas, sellos, colorantes, fondant, moldes... Y es que todo es tan genial. Ojalá pudiera hacer cosas en condiciones para comuniones, bautizos y demás celebraciones. Esas cosas siempre me han encantado, al igual que la decoración.
Bueno, pues como no pude hacer nada de repostería, lo que hice fue preparar el salón para el cumpleaños de mi hermana, Vicky. Compré paquetes de papel de seda de cuatro colores diferentes e hice pompones, todo visto en Youtube -cómo no-. No quedó muy mal del todo aunque era cutrecillo. 

Al menos la más peque lo pasó genial tirando de los pompones y empujándolos.

Parece una tontería, pero lleva tiempo y trabajo hacerlos. Si tenéis pensado decorar vuestra casa con ellos os lo recomiendo, son muy entretenidos y en un momento tienes muchísimos pompones, de un paquete puedes sacar dos pompones -la próxima vez intentaré hacer los pompones de nido de abeja-.

Las letras se me ocurrieron después, porque tener los pompones sin nada más queda muy cutre, al menos si no tienes demasiados. Cogí papeles de colores y empecé a dibujar letras de 20x10 cm. Una vez recortados todos los tracé con rotulador negro y la ayuda de una regla, para que eso no fuera la carretera de Ronda.

Además también hice una guirnalda con papeles de colores, del mismo material que las letras y quedó precioso decorando la mesa. Y a juego unas banderillitas encima de la tarta, para ello hice rombos azules y rosas y los fui pegando a hilo de forma que quedaran triángulos y para ponerlos sobre la tarta los pegué y até a dos pajitas de colores et voilá ya estaba lista mi pequeña guirnalda.

No quedó muy mal del todo, aunque la próxima vez compraré más pompones y guirnaldas y que quede así la pared bien bonita, además de hacer algo de repostería que nunca viene mal ponerse las botas :) 

Esta decoración es genial para niños pequeños y se puede acompañar de muchísimos elementos decorativos que se pueden imprimir y quedan geniales sobre cupcakes, pajitas, etcétera. Mi hermana tiene 26 años y no puso ninguna pega :D


No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home