11 oct. 2014

Ébola ¿un castigo divino?

Últimamente estamos siendo bombardeados a través de los medios por esta maldita enfermedad. Pero lo es ahora simplemente porque ha llegado a Europa. Dios mío, estamos jodidos, ha llegado esa enfermedad tan mortal a nuestro "mundo". Supongo que África es cosa a parte, no nos preocupamos hasta que nos toca de cerca y entonces surge el pánico, el terror y los tontos corren a inventarse tonterías. No sé si son más tontos quienes se inventan esas tonterías o las que se la creen al dedillo.

Esta enfermedad surgió en los años 70 y se ha cobrado 4000 vidas según la Organización Mundial de la Salud, pero como nosotros ignoramos a África porque somos superiores, pues pasa lo que pasa. Creo que nos lo tenemos más que merecido, somos crueles y egoístas. No me quejo porque se hayan traído al cura, me quejo porque somos idiotas y no ayudamos a quienes lo necesitan porque solo miramos por el interés económico. VENGA YA.
Cuando estés muerto no te vas a llevar nada de este mundo, solo lo bueno/malo que hayas hecho que recaerá sobre tu conciencia durante toda tu vida. Aunque muchos carecen de conciencia así que... ¡qué más da!

Podríamos haber enviado voluntarios sanitarios a paliar la enfermedad, podríamos no haber recortado en sanidad e investigación y ahora estaríamos a la par de otros países que están intentando encobrar la cura al ébola. Pero no. Nosotros no podemos hacer esas cosas. Decimos ser un país del "primer mundo" pero lo que somos es retrasados. Y mientras los de la "élite" chupándonos la sangre a los de clase media/baja porque sí, porque este país es de broma, porque este Gobierno es de broma. 

Pero seguimos sin hacer nada al respecto, esto ya ha pasado de castaño a oscuro hace mucho tiempo pero preferimos no liarla para que no hayan enfrentamientos y problemas. ¿Las vidas de los africanos no vale nada? No voy a hablar de vuestra vida, queridos políticos que lleváis "adelante" este país, porque eso sí que no vale una mierda.

Hay cosas que me cabrean demasiado, están los médicos y enfermeros sin protección adecuada, muchos con trajes que les quedan cortos, con mascarillas de tierra que no son las adecuadas, por Dios, que esos trajes son de pega. Y mientras ellos están ahí, expuestos a la enfermedad día tras día y sin ninguna ayuda o apoyo. Después los llaman cobardes y desertores, venga ya, exponeros vosotros a esa situación sin tener ninguna necesidad. Determinados trabajos requieren una cierta protección y este caso más que ningún otro. Es como si un trabajador de alturas tiene que hacerlo con poleas defectuosas y se le llama cobarde por ello.

El caso de que curas sí, cooperantes no es algo que me cabrea bastante. Según he oído hubo un caso de un español explorador que contrajo la enfermedad y se le dejó allí, pero a los dos curas contagiados los trajimos moviendo cielo y tierra. Si se hubieran salvado seguro que habrían dicho aquello de 'Gracias a Dios...' No, perdona, Dios no ha hecho nada por tu vida, no ha hecho nada por salvarte, han sido los médicos y la investigación quienes han hecho posible que te mejores o te recuperes. ¿Ahora pueden decir lo mismo? Porque si Dios los iba a salvar podían haberse quedado donde estaban, los iba a salvar igual ¿no?

Si la gente se guía por lo que ven o por lo que experimentan, ¿esto no es un batacazo? Bueno, siempre pueden decir que es castigo divino, claro... Porque somos malas personas, egoístas y crueles, porque nos lo tenemos merecido. Pero no creo que quienes se lo merecían más fuesen los africanos, nos lo merecemos nosotros, los que nos creemos superiores y el centro del universo.

Gracias, Gobierno, por hacer las cosas tan malamente, ahora Dios puede cumplir su castigo divino sin ningún tipo de oposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home