2 oct. 2014

Prepotencia

Cada día entiendo menos a la gente. Yo no sé qué valores tienen pero desde luego su comportamiento no es muy normal. Debemos dejar claro que vamos a ser maestros de Educación Primaria y, por lo tanto, debemos ser comprensivos y trabajar el compañerismo.

Al menos así es como lo entiendo yo. Nunca me he echado flores, es más, cuando lo han hecho siempre me ha repateado que lo hicieran, que me alabaran y sacaran el "esfuerzo" tan grande que hago y los logros que he conseguido. No soy así, creo que soy una persona humilde que le da valor a otras cosas, no simplemente a los méritos personales. 

Vale, sí, es importante, y me siento realmente bien cuando consigo algo, pero no soy de esas que va proclamándolo a los siete vientos, porque no lo necesito. Lo hago por y para mí, porque me gusta, porque quiero y/o lo necesito.

Yo no soy de esas que dice uff he conseguido esto gracias a mi trabajo. Dios mío, me compadezco de aquellos alumnos a los que tengáis. No solo por eso, sino porque pisoteáis a quien haga falta con tal de conseguir vuestros logros. Sois geniales, ¿eh? Desde luego si todo el mundo fuese tan competitivo y desalmado como algunas personas a las que conozco el mundo se iría directamente a la mierda.

No estamos aquí para mirar por nuestro ombligo y olvidarnos de todo lo demás. Me da igual sufrir y tener que llevar un grupo por los pelos, trabajando sin parar y teniendo que estar pendiente del trabajo que hace cada uno, porque eso es lo que le da alegría a la vida. Sí, puede que se sufra y que a veces te repatee, pero yo nunca jamás he pasado sobre nadie, desde luego eso no entra en mi convicción de vida ni en mis valores.

Soy una persona y cometo errores como cualquier otra persona. Prefiero ser de esas que dice uff no sé si el examen me ha salido bien... que aquella que dice ah, pues yo lo tengo todo perfecto, si lo tienes de otra manera lo tienes mal tú, porque he sacado un 10 seguro. P-E-N-A.

No pienso calentarme la cabeza con gente que no merece la pena, desde luego yo estoy genial como estoy y con la personalidad y valores que tengo. Pobre de vosotros que luego veréis cómo es la vida de verdad y cuando dejéis de mirar vuestro ombligo ya será demasiado tarde para arreglar aquello que hicisteis mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home