21 jun. 2016

Se cierra una maravillosa etapa de mi vida

Se acabó. Está a punto de ponerse fin a una maravillosa etapa de mi vida. Queda poco, muy poco. Una semana escasa para tener mi título de Grado en Maestro/a de Educación Primaria. Ha sido una etapa preciosa de mi vida con muchos madrugones, muchos nervios, millones de trabajo en grupo con mucho agobio, los problemas que eso acarrea, exámenes, exámenes y más exámenes...

Desde la facultad te dicen "A los niños/as no hay que evaluarles con exámenes y pruebas escritas, pueden tener un mal día, pueden no estar concentrados, etc." Pero ellos son los primeros en evaluar a la antigua usanza. Todo muy irónico.

Aún nos faltan 3 notas, pero la graduación ya está a la vuelta de la esquina. Concretamente este sábado y estoy deseaando celebrarlo con esas maravillosas personas que he conocido en la carrera, concretamente con mis cuatro amigas. 

Es todo muy extraño, porque esto se acaba, pero ¿qué hago ahora con mi vida? ¿Qué pasa este verano? ¿Conseguiré trabajo? ¿Si no lo consigo qué hago? DIOS. Qué agobio. Mi cabeza no para de dar vueltas y más vueltas. Te dicen qué tienes que hacer, te dicen lo que no, te exigen por otra parte... Y tengo todo un campo por delante que debo recorrer yo sola ¿Qué pasará ahora? Ni yo misma lo sé. Solo sé que quiero seguir formándome, que quiero meter la cabeza en el mundo de las maravillosas oposiciones (Nótese el sarcasmo).

Y es que todo está fatal. Te dan una plaza en el otro extremo de tu Comunidad Autónoma simplemente para ser interina. Es decir, tienes que dejar a tu familia y tu ciudad para irte a la quinta puñeta para trabajar ¿cuánto, tres semanas, un mes? Completamente sola, amargada, dejándote los cuernos trabajando, teniendo que pagar alquiler, transporte, etc, etc.

Pero bueno ¿qué le vamos a hacer? Es lo que hay. El sistema está corrupto. El sistema no funciona. El sistema está creado por una panda de inútiles incompetentes que no son capaces de ponerse "en la piel del otro". No tienen ni idea. Ojalá el sistema lo regulara quien lo tiene que regular, una serie de maestros/as comprometidos con su profesión. Y que lo mismo ocurriera con todos los ámbitos.

En fin, no estoy aquí para ponerme de mala leche, NO. Estoy aquí porque estoy contenta de terminar una fantástica etapa de mi vida y de recorrer por mí misma lo que será mi futuro, de conformarlo piedra a piedra para conseguir lo que quiero ser: maestra. ¿Hay palabra más bonita que esa? Desde luego si la dice un niño/a no.

Por cierto, soy de Málaga. Si tenéis hijos/as que han suspendido o necesitan repasar este verano contad conmigo. Si sois de la zona de Estepona también puedo trabajar allí sin problemas. También puedo trabajar como canguro si necesitáis que alguien se quede con vuestros niños/as algunas horillas. No dispongo de vehículo propio pero puedo moverme con facilidad (la EMT es una maravilla) -ironía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home