22 ago. 2016

Mis nuevos planes de futuro

Siento no haber estado más por aquí. La verdad es que no he estado muy ajetreada que digamos, lo normal: clases particulares, autobús de Málaga a Estepona y de Estepona a Málaga y poquito más.


Pero llevo una semana con brote de migrañas y me ha sido imposible concentrarme, ponerme delante del ordenador era algo muy doloroso aunque os confieso que a veces me viciaba un rato al World of Warcraft.

Como algunos sabréis el 7 de septiembre empiezo las clases con el preparador de oposiciones y la verdad es que estoy bastante nerviosita... Como dice mi novio: Te agobias con todo, todo te parece un mundo. 

Y echando la vista atrás tiene toda la razón del mundo -primero bachillerato, luego selectividad, después la carrera, el examen de Cambridge (que tiemble el universo), la defensa del TFG y ahora oposiciones. AAAAARGH. Que alguien me salve de esta cabeza taaan estresada que tengo. Aun así quiero rescatar una frase que me encanta:

Así que supongo que necesitaba todas esas cosas.

El caso es que estuve pensando en el tema de las oposiciones. El 31 de este mes recojo el temario del primer mes y vamos a hablar sobre la dinámica de la clase y tal. Entonces reflexioné y me di cuenta de que no tenía espacio suficiente en la casa para estudiar. Os pongo en situación: Yo comparto habitación con mi hermana y tenemos taaaantas cosas que podríamos llenar un castillo con ellas: figuritas, potingues, colonias, libros, apuntes, ropa a reventar... Hay circunstancias por las que no puedo estar en mi habitación todo lo que quisiera, tampoco me puedo concentrar si mi hermana está en la habitación todo el día, ni podría estudiar por las noches porque la molestaría a ella, obviamente.

Así que pensé que necesitaba otro "hueco" de la casa para poder prepararme las oposiciones tranquilamente. En mi casa hay una habitación totalmente desocupada o mejor dicho ocupada por los "trastos": cosas que no sirven y se confinan ahí para que en algún momento de la vida se tiren, bicicletas, cajas, cosas que no se usan en ciertas estaciones del año... El caso es que han ido creciendo tanto los objetos que se han confinado en esta habitación que ya no sabemos qué se puede y qué no se puede tirar. Así que durante esta semana/quizá dos me he propuesto arreglar esta habitación para que sea mi #opozulo. 


Por cierto... Estoy pensando abrirme una cuenta de Instagram donde ir publicando mi día a día como opositora. Os preguntaría qué pensáis pero normalmente no recibo comentarios así que... me lo pensaré de forma "forever alone". Gracias a todos los que estáis ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home