20 sept. 2016

La lucha por el cambio

¡Buenos días! Mientras sigo trabajando y pensando los materiales que quiero diseñar para compartirlos con todo vosotros/as he decidido publicar una noticia que ha surgido en las últimas semanas en los medios de comunicación.

Todos conocemos las últimas medidas del gobierno en funciones por establecer las reválidas -esos exámenes sin sentido para superar las diferentes etapas educativas- que determinarán el camino que deberás coger para continuar tu formación y tus estudios.

Pues unos chicos de 14 años han recogido firmas para acabar con estos absurdos exámenes que arruinarán el futuro de muchos jóvenes.


Pasa y te cuento más.

Estos jóvenes de 14 años han recogido firmas desde la ciudad de Cádiz y han recorrido nada más y nada menos que 650 kilómetros para ir a Madrid y poder entregar las 240.000 firmas recogidas para acabar con las reválidas.

Piensan -como la gran mayoría de nosotros- que estas pruebas cierran las puertas a la Universidad a muchísimos jóvenes que han podido sacar unas notas extraordinarias durante su etapa educativa. 

¿El problema principal de esta prueba? Que es una prueba única, que no se puede repetir y si tienes un mal día en el examen pues te sentencia el futuro.

Méndez de Vigo -el nuevo ministro de educación después del desastroso Wert-, por otra parte, piensa que estos exámenes motivan al alumno/a a estudiar ¿De verdad? Me parece que el concepto de motivación no lo tienen muy interiorizado ¿Tendremos que hacerles un examen para que aprendan?

La motivación se consigue a través de la propuesta de retos que el alumno/a tendrá que superar pero siempre adaptándonos a sus intereses y deseos, a su vida cotidiana y a problemas que le afectan en este mundo globalizado. Una reválida -un examen injusto- no puede ser nunca objeto de motivación para los estudiantes.

El problema no es solo que no puedas acceder a la Universidad sino que te impide obtener el título de la etapa educativa que estés cursando: ESO, Bachillerato. Así te quedas fuera del sistema y eres una persona menos "formada" porque el título es quien lo determina todo en nuestra sociedad actual. ¿Que no obtienes el título de la ESO mediante la reválida? Pues mejor.

En el presente curso los profesores/as no saben cómo plantear las reválidas ya que no saben qué contenidos, objetivos, metodología ni criterios de evaluación se van a seguir para llevarlas a cabo.

Bajo mi punto de vista, las reválidas son un auténtico error. Si debemos tener como ejemplo la educación en Finlandia, ¿por qué no lo hacemos correctamente? Estamos siguiendo el camino equivocado, seguimos a algunos países europeos, pero no seguimos al mejor ejemplo de educación. Ya que, en Finlandia, Suecia y los países del centro de Europa, no hay exámenes finales sino que se basan en la nota del curso, es decir, tienen en cuenta el proceso no el resultado final.

Primero la LOMCE, después esto... ¿Qué va a ser lo siguiente?

Tomemos ejemplo de estos tres jóvenes y movilicémonos, seguro que si todos los maestros/as y profes nos manifestáramos en contra de estas medidas tan injustas y atroces algo cambiaría -aunque sea dentro de nosotros/as mismos/as-.

Que las reválidas no arruinen vuestro futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home