23 nov. 2016

La famosa regla de los 4 regalos

Buenísimos días a todos. Estos dos días en Málaga han estado pasados por agua. Cuando fui a trabajar el lunes a dar clases de apoyo escolar llegué chorreando a la casa del niño ¡madre mía cómo caía agua! Y es que en Málaga somos exagerados para todo.


Ya que se aproxima la Navidad quiero hablaros de la famosa regla de los 4 regalos. Supongo que ya mucho de vosotros la conoceréis. Los expertos recomiendan que los niños reciban 4 regalos en Navidad por parte de los papás. ¿Quieres saber más? Pues, adelante.


Los Reyes Magos son muy generosos, pero siempre debemos tener en cuenta que los niños tienen que ser solidarios y generosos con los demás, por eso se recomienda hacer solo 4 regalos. ¿Qué debemos incluir en la carta de los peques?

 Algo que los niños se puedan poner (ropa, zapatos, complementos, calcetines...).

 Algo para leer (libros, cómics, álbumes ilustrados...).

 Algo que deseen (muñecas, juguetes, coches...).

 Algo que necesiten (material escolar, muebles, mochilas...).

Los familiares compiten por pedir a los Reyes Magos el mejor regalo posible. El más grande, el más caro, el más bonito, o cuanto más mejor. Se olvidan de que a veces los niños quedan lapidados con tantos regalos. Que no son capaces de usar todos porque tienen una cantidad infinita.

Quiero comentar algo que realmente me cabrea un poco y es que los niños después de la llegada de los Reyes Magos no tienen tiempo para disfrutar con sus juguetes puesto que al día siguiente ¡plaf! al cole. Cuando mis hermanos y yo éramos pequeños siempre disfrutábamos de un día o dos para disfrutar de ellos.

Una vez hecho este paréntesis me gustaría que tengáis en cuenta los siguientes criterios a la hora de pedir un regalo a los Reyes Magos para los más peques de la casa.

1. Ten en cuenta sus preferencias


No podemos olvidar que los niños tienen gustos y que debemos adaptarnos a ellos en la medida de lo posible siempre que pongamos un regalo para ellos en nuestra carta de Reyes. Si a un niño le gusta el fútbol, por ejemplo, podría regalarle el libro "Los futbolísimos" -este lo tengo apuntado para regalárselo a uno de los niños a los que le doy apoyo-.

2. Debemos tener en cuenta la edad del niño


Muchos familiares/padres/madres no hacen caso de las edades recomendadas que aparecen en muchos de los regalos que hacemos. No podemos olvidar que hay videojuegos que no son recomendados para ciertas edades por cuestiones como el sexo, la violencia, etcétera. Al igual que hay juguetes que no son recomendados para menores de ciertas edades porque pueden contener piezas pequeñas que pueden provocar asfixia. Tened en cuenta la calidad del producto. Todos los años aparecen noticias de retirada de juguetes del mercado porque son tóxicos o los materiales no son los más adecuados. Cuidado con esto.

3. No dejemos de lado los juguetes educativos


Podemos estimular el desarrollo de los más peques a través de juegos/juguetes/materiales educativos con los que los niños se diviertan a la vez que aprenden y mejoran cognitiva/física o sensorialmente.

Otro de los grandes problemas a la hora de escribir una carta para los Reyes Magos es que los niños se lo piden ¡TODO!

Yo era de las que decía: me lo pido, me lo pido, me lo pido, me lo pido, me lo pido... Y al final tenía todo el catálogo de los juguetes de "El Corte Inglés" rodeado. Muchas veces no somos conscientes de que no necesitamos/queremos todas esas cosas. Simplemente porque nos parecen bonitas y ¡qué leches! porque los Reyes son Magos nos volvemos locos y pedimos todo lo imaginable.

Para que los niños hagan una criba de lo que quieren/necesitan realmente llevaremos a cabo 4 pasos:


 Primero escribirán sus cartas como lo harían normalmente. Puede que salgan hasta 4 folios.

 Segundo, les diremos que eliminen de su carta todo aquello que realmente no quieren o piensan que no necesitan.

 Tercero, seleccionarán de sus cartas los objetos que les gustaría para sus familiares: primos/hermanos...

 Y, por último, no podemos olvidar a todos aquellos niños que no tienen nada y que merecen unos Reyes Magos tanto -o más- que los demás. Así que seleccionarán para estos niños otros tantos objetos.

Finalmente, la carta ocupará una cuarta parte de lo que ocupaba en un primer momento. Es muy importante que estemos presentes cuando los niños preparen su carta. Es muy importante que les ayudemos a ser conscientes de que no necesitan todo lo que han escrito. Es muy importante que no se dejen llevar por la fiebre capitalista. Un detalle es un detalle. Por favor, no criéis un Dudley Dursley.

Espero que tengáis en cuenta mis consejos y si tenéis otros no dudéis en compartirlo conmigo. Feliz miércoles.

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home