6 ene. 2017

¿Cómo afrontar la vuelta al cole?


¡Buenos días a todos y feliz día de Reyes! Estoy segura de que vuestros peques lo han pasado en grande abriendo regalitos. No hay nada más mágico en el mundo que este día.

Horas sin poder dormir deseando que sea de día para abrir los regalos. Toda la ilusión con la que preparabas la comida para los Reyes y el agua para los camellos. Cuando eres peques esas cosas son únicas, aunque yo ya soy mayorcita y lo sigo disfrutando más o menos igual -no me quiero ni imaginar cuando tenga peques-.

El caso es que dentro de unos días los niños tendrán que volver al cole y a los más peques les costará un poquito más. Menos mal que este año el día de Reyes ha caído en viernes y los más pequeños han podido disfrutar de dos días más en casa disfutando de sus regalos. No entiendo que tengan que volver al día siguiente, pero bueno.

A todos nos cuesta arrancar cuando tenemos unos días de descanso y los más pequeños de la casa, igual. Esos madrugones que se tienen que pegar no son ni medio normales, así que es normal que remoloneen un poco más y quieran estar en casa con sus familiares y más después de unas fiestas que implica eso exactamente.

¿Cómo afrontamos la vuelta al cole?

Pues con toda la naturalidad del mundo. Los niños tienen que ver que todos volvemos a la rutina habitual, que "se acabó lo bueno" y ahora toca de nuevo hincar codos, trabajar más duro y toda la marimorena.


No tienen que ver la escuela como un elemento externo a su día a día. Los niños no dejan de aprender fuera del aula, al contrario. Para ello existen multitud de recursos educativos y libros. No podemos olvidar los libros.
Recomiendo encarecidamente que los peques reciban libros para Reyes/Papá Noel. Los libros no deben ser vistos como algo malo, sino todo lo contrario. Estimulan su creatividad e imaginación. Les abre ventanas a otros mundos, a otras realidades que quedan lejos de su entorno. Les ayuda a desarrollar la empatía y les hace libres.

¿Tu niño de repente se pone malo o es cuentitis? Conozco muchos casos en los que los niños fingen estar malos o peor de lo que están para no ir al colegio. Ten cuidado con eso, puede que tu hijo no sea feliz en el cole, que su grupo de amigos no sea el mejor o que le estrese el hecho de tener que pasar a estar todo el día en casa levantándose a la hora que quiera a pegarse madrugones para ir al cole/aula matinal.

Es normal que esto pase, muchos de nosotros remoloneamos a la hora de madrugar -yo entre ellos- y preferimos no hacerlo, pero la rutina hace el hábito.

Seguro que vuestros peques con un poco de cariño y comprensión vuelven al cole sin ningún tipo de problema. Feliz vuelta al cole. Feliz vuelta al trabajo.

NEWSLETTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home