20 feb. 2017

Aunque la fiesta no sea como te esperabas nunca dejes de bailar

Aunque la fiesta no sea como te esperabas nunca dejes de bailar

¡Buenos días moninos! Hoy estoy aquí para daros la chapita. La semana pasada estuve un poco ausente del blog y es que no tuve tiempo casi para nada. Todos los días fuera, todos los días atareada y se me pasó dejaros un post el miércoles.

La verdad es que no tenía prácticamente nada planeado y como el día anterior, que es el que dedico a escribir y planear el blog, estuve tooodo el día fuera no pude hacerlo. Así que aquí estoy dedicándoos un tiempo para contaros qué ha sido de mí y mis últimas novedades.

Nuevo pelado


Si me veis por ahí con un pelo suuuper extraño no os asustéis. De hecho tengo un pelado parecido al de Ramona Flowers. 

Fui a hacerme reflejos en el pelo porque es muy oscuro y quería darle vidilla nunca antes me había echado mechas, ni reflejos, ni tinte, ni nada. Así que, aunque no tenía muchas ganas fui. Soy demasiado vaga para ir a la peluquería, no sé si os pasará a vosotras o soy extraña. El caso es que acabé pareciéndome a Cristobal Colón con mechas. Una melena recta y muy corta con un flequillo también recto. La mar de mona iba yo por la vida.

A todo esto, yo le había dicho que quería una melena por los hombros con un corte irregular. Es decir, que tuviera como saltitos por la parte de las puntas y lo mismo con el flequillo. Además, le dije que quería mechas rojas, no rubias.

Así que me fui a mi peluquera de toda mi vida y le expliqué lo que me pasó y más o menos me ha arreglado el destrozo. Aunque tengo el pelo demasiado corto y rojo. Todavía cuando me miro al espejo me veo rara, pero todos los cambios son buenos.

Mi primer trabajo


No sé si os acordáis hace uno o dos meses que me llamaron para hacer una entrevista en una asociación de Málaga que lleva saraos de colegios: refuerzo educativo, aula matinal, ludotecas, etcétera.

Pues el viernes por la mañana me llamaron y me dijeron que habían encontrado un puesto que se adaptaba a mi horario disponible. Así que esta misma tarde empiezo a trabajar en dos coles diferentes dando refuerzo educativo. Estoy la mar de nerviosa porque es mi primer trabajo y todas las novedades que conlleva ir a dos colegios que no conozco. Pero muy contenta y con ganas de empezar.

Hoy a las 12 voy a llevar los documentos que me han pedido y a recoger las carpetas y mi uniforme. Ya os contaré qué tal va la cosa más adelante.

El trabajo era incompatible con el horario de uno de los niños así que no podré darle más clases. Me da mucha penita tener que despedirme de él pero bueno, hay que mirar también por el futuro y lo he dejado en muy buenas manos.

Con #L sí sigo. Despedirme de ella sí que me daría muchísima pena porque llevo con ella desde julio y es un amor de niña. Además, paso más tiempo con ella y es muy vivaracha. Así que después del trabajo voy a darle clases a ella.

La vida te quita pero también te da


Hay veces en la que un suceso inesperado puede dejarte muy tocada. A mí me fastidió bastante cuando comunicaron que no saldrían oposiciones de Primaria en Andalucía. Pero tuve que tomar la decisión de no seguir. No seguir porque no tenía dinero. Es muy fácil generalizar y decir que vale la pena el esfuerzo y tal. A ver, los que podían seguir sería porque tenían un trabajo y una situación económica familiar buena. Si tu familia a penas llega a fin de mes (cuando llega) y de lo que tú obtienes el 80% se va al preparador pues lo haces porque es tu futuro pero si ya han dicho que no van a salir plazas y el preparador insiste en que no es oficial y que esperemos a marzo pues yo teniendo ya claro que no iban a salir no puedo seguir "tirando" dinero. A ver, no sería tirar, pero visto lo visto el temario cambia conforme cambia la ley y no me fío ni un pelo del Gobierno actual que dentro de poco derogará la LOMCE o algo por el estilo.

El caso es que me fastidió demasiado. Yo siempre he seguido la pauta de estudiar. Infantil-Primaria-ESO-Bachillerato-Universidad. Y una vez terminada la Universidad me quedé como John Travolta en Pulp Fiction. Sin saber qué camino coger y más perdida que el barco del arroz.


¿Con esto qué os quiero decir? Que seáis felices, que sobrellevéis las cosas como vengan. Que somos fuertes y podemos conseguir lo que nos propongamos que hay que reponerse y volver a la carga. Continuar adelante.

Mi objetivo a día de hoy es trabajar en algo que me guste si puede ser posible. Conseguir dinero. Seguir formándome y cuando tenga una estabilidad más o menos buena abrir una academia. Ese siempre ha sido mi objetivo. Mi pequeña academia para dar clases particulares y refuerzo educativo. Y llegará si tiene que llegar. Y yo seguiré trabajando por ello.


¿Te gusta leer? ¿Eres un fanático de los libros infantiles? Aquí te dejo dos reseñas que te encantarán Te quiero (casi siempre), porque las diferencias son buenas un libro que te mostrará la fuerza de atracción de los polos opuestos y, también de Anna Llenas,  El monstruo de colores, un libro que pondrá orden a tus emociones.  En relación a la temática de este post también puede interesarte ¿Qué podemos hacer cuando las musas no nos acompañan?

Te quiero (casi siempre)El monstruo de coloresLas musas no nos acompañan

NEWSLETTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home