18 abr. 2017

Mi experiencia como maestra sombra de un niño con TEA


¡Buenos días in the morning! Madre mía, siento haber estado tan ausente por aquí. Hace aproximadamente un mes que no entro en el blog porque no tengo tiempo casi ni para respirar. Me he prometido más tiempo para mí, para sentirme bien, para relajarme, descansar y desconectar (más tiempo querrá decir una hora aproximadamente porque no hay más de donde sacar).

Sabéis que me encanta escribir y estar en contacto con vosotros pero me es imposible, como ya os he dicho antes, sacar tiempo material. Por lo tanto, os prometo escribir siempre que tenga tiempo + inspiración + ganas. Eso querrá decir una o dos publicaciones al mes contando mal y pronto.

Os tenía prometido un post contandóos mi experiencia como voluntaria siendo la sombra de un niño con TEA en el cole. Solo os puedo decir que hasta que no experimentáis esta situaciones no sabéis nada. Yo, desde luego, no sabía cómo enfrentarme a situaciones en las que me encontraba "fuera de lugar". Pero la práctica hace al maestro y este dicho viene como anillo al dedo. Es una experiencia sumamente gratificante. Sientes que inviertes tu tiempo y "tus conocimientos" en algo que es más grande que tú. En algo que ayudará a la otra persona (o eso espero).

Es un niño muy, muy, muy cariñoso lo cual choca un tanto al principio porque ya conocéis las características principales de los niños con TEA. Es un experto en inglés que me deja con la boca abierta cuando empieza a hablar en inglés diciendo cosas como: oh my godness o what the fuck?! Así que puede que me enseñe más él a mí que yo a él (lo doy casi por sentado). Estoy aprendiendo a desenvolverme en situaciones en las que nunca me había encontrado y es algo tan bonito que os recomiendo que si sois maestros u os gusta el mundo del altruismo, lo hagáis.

El único problema que tiene es que no quiere escribir. No le gusta leer, escribir ni cualquier historia de estas  y es un problema puesto que en primero y segundo de primaria lo fundamental es la lectoescritura. Este año repetirá para no tener que hacerle una adaptación curricular significativa y a ver qué tal le va el año que viene. El caso es que está mejorando muchísimo. Hay días que son muy buenos y trabaja super bien y otros en los que es casi imposible. Pilla muchas rabietas y se niega en redondo. Te monta un espectáculo rápido pero tienes que saber cómo llevarlo para que al final trabaje aunque sea un poquito.

Su profesor me comentó que cuando tiene una rabieta: llantos, gritos, etcétera, lo que tenemos que hacer es cambiarle un poco el chip. Le cambias de tema hasta que se vaya tranquilizando pero que a veces hay que llevarle a las rabietas para que sea consciente de que está haciendo las cosas mal. Yo, desde luego, no había aprendido nada de esto en 4 años de grado.

"¿Lo peor de esto?" Los madrugones. Pero me viene bien porque siendo maestra es lo que toca. Yo soy de esas personas que está enamorada hasta las trancas de su cama y la abraza taaaanto que le es imposible despedirse de ella a las 7 de la mañana. Los primeros días fueron más chungos en este aspecto pero ya casi ni cuesta.

Lo dicho, espero que os haya gustado el post si estábais interesados en este tema y si tenéis alguna duda al respecto, me queréis comentar algo o dejar algún consejo podéis utilizar los comentarios aquí abajo o mandarme un mail a hola@aprendiendoatodacosta.com

Hey! Listen! Tengo pendiente comentaros cositas de la serie Th1rteen R3asons why ya que me ha calado muuuy hondo reviviendo momentos no muy agradables de mi adolescencia y creo que es mi deber como maestra trabajar un poco el tema para que tanto padres como adolescentes como profesores sean conscientes de este gran problema que está afectando a nuestra sociedad actual. Creo que os mandaré una cartica bonita a quienes estáis suscritos a la Newsletter y si el tema trasciende y lo veo worth it dejaré un post por aquí.

Para que no perdáis el hilo de lo último que hay en el blog echad un vistazo a estos tres últimos posts. Conoce más de Mi pedido de AliexpressUna nueva etapa como voluntaria Se acabó lo bueno, he vuelto

Se acabó lo bueno

NEWSLETTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

aprendiendo a toda costa anterior aprendiendo a toda costa - siguiente aprendiendo a toda costa - home